Humor romano

Pablo Ozcáriz
Universidad Rey Juan Carlos


"Divertido no es lo contrario de serioDivertido es lo contrario de aburrido" (G.K.Chesterton)

Inscripción y relieve de L. Calidius Eroticus y Fannia Voluptas (CIL IX 2689)

Nuestra civilización no se concibe sin el humor, y en eso somos muy parecidos a los romanos. Para ellos cualquier reunión, cena o celebración era una buena excusa para contar chistes o historias graciosas. Era una sociedad muy divertida, aunque el humor que nos ha llegado destaca más por su "sal gorda" que por su sutileza. El propio Cicerón teorizó de forma intelectual sobre el humor, pero no cabe duda de que el "pedo-caca-culo" era el ingrediente principal de cualquier gracieta romana.  Es decir, que un romano típico se identificaría más con Pajares y Esteso o con Torrente que con Tip y Coll o José Mota. ¿Conocemos ejemplos reales de chistes? Por supuesto que sí.

Uno de mis preferidos es una inscripción de Aesernia (CIL IX, 2689), que probablemente era un cartel publicitario de una "mansio" (posada) de un camino, que utilizaba el humor para lograr clientela. Sigue los cánones de una inscripción funeraria, pero autores como G. Fagan o A. Donati creen que, probablemente, se trata de una broma, un cartel con "guasa" para poner en la pared del edificio como tabla de precios. La inscripción se presenta como el epitafio de un tal Lucio Calidio Erótico y Fannia Voluptas (es decir, Fannia "Placer"), cuyos nombres ya dan pistas sobre el tipo de establecimiento que regentaban. En la parte inferior se encuentra un relieve que representa a los protagonistas de un diálogo: un posadero y un viajero ataviado con la típica paenula viatoria, una especie de "poncho" que se utilizaba para viajar, y un mulo. El diálogo, escrito en la inscripción, dice lo siguiente:


-Viajero: ¡Posadero!, hagamos la cuenta.
-Posadero: Tienes 1 sextante de vino, 1 as por el pan y 2 ases por el condumio.
-Viajero: De acuerdo, posadero.
-Posadero: Por la chica, 8 ases.
-Viajero: También, hasta ahí de acuerdo.
-Posadero: El heno de tu mulo, 2 ases.
-Viajero: ¡Éste mulo me llevará a la ruína!

------

Otros muchos ejemplo de "chistes" romanos se encuentran en los epigramas de Marcial. Allí podemos encontrar de todo: desde textos destinados a alabar los juegos de gladiadores del anfiteatro, hasta tiernos poemas fúnebres, pasando por procaces chistes no aptos para oídos sensibles. Sabiendo esto, Marcial avisa en un momento a las castas y virtuosas matronas de que no sigan leyendo. Pero la última frase del epigrama tiene un divertido giro inesperado:

3, 68:
"Hasta aquí, este libro se ha escrito para ti, matrona (puesto que los epigramas han sido para todos los públicos). ¿Me preguntas para quién va escrito el resto? Para mí. El gimnasio, las termas, el estadio están de esta parte. Retírate. Nos desnudamos. Ahórrate ver desnudos a los hombres. A partir de aquí, abandonado ya el pudor después del vino y las rosas, Terpsícore, perdida la cabeza, no sabe lo que dice y, sin eufemismos ambiguos, nombra con todas sus letras aquel órgano que recibe altivamente Venus en el mes sextil, que el encargado de la finca puso como guardián en medio del campo y que una doncella honesta mira cubriendo sus ojos con la mano. Si te conozco bien, ya cansada ibas a dejar este largo libro; ahora, lo leerás ávidamente hasta el fin".

A partir de ahí, Marcial comienza a destacar por su mal gusto y procacidad con epigramas como el siguiente, no apto para oídos sensibles:

3, 71:
Está claro:
Cuando a tu esclavo le duele la minga, a ti, Névolo, te duele el culo. No soy adivino, pero sé lo que haces (trad. de D. Estefanía).

Los epigramas procaces de este tipo son muchos y no me regodearé en ellos. Fueron éstos los que hicieron que, durante siglos, las traducciones de Marcial estuviesen llenas de eufemismos. En el siglo XVIII, A. Oliver lo traducía de la siguiente manera: "Doliéndote la trasera y al mozo la delantera, no soy, Névolo, adivino, mas lo que haces imagino". Es sorprendente que las traducciones más torticeras son a veces mucho más modernas, como una mencionada aquí (nota 42), de una edición de las obras de Marcial publicada en el año 1976, reeditada en los años 80 y 90 y que sigue a la venta en la actualidad, donde el mismo epigrama se traduce como: "Las enfermedades de algún allegado tuyo, hace sospechar, Nevedo, en las tuyas". Por eso nunca podemos fiarnos del todo de las traducciones.

Incluyo a continuación otros cuatro epigramas de Marcial:

4, 4:
El olor de los juncos de una laguna desecada, el de los agrios vapores del Albula, el de las rancias emanaciones de una piscifactoría marina, el del viejo bosque cuando cubre a la cabra, el del borceguí de un veterano cansado, el de un vellón empapado dos veces de púrpura, el del aliento en ayunas de las que guardan el sábado, el de la respiración entre sollozos de los tristes condenados, el de la lámpara mortecina de la sucia Leda, el de las cataplasmas hechas de heces sabinas, el de una zorra en huida, el del cubil de las víboras... prefería eso antes que oler a lo que hueles tú, Basa.

4, 79:
Tú, desde luego, siempre sirves vinos setinos o másicos, Pápilo, pero corre el rumor de que tus vinos no son tan buenos. Se dice de ti que con esta garrafa te has quedado viudo cuatro veces. Ni lo pienso ni lo creo, Pápilo, ni tengo sed.

5, 9:
Estaba flojo y tú, Símaco (un médico), has venido a visitarme acompañado de cien discípulos. Me han palpado cien manos heladas por el cierzo: no tenía fiebre, Símaco, pero ahora tengo.

5, 73:
¿Te admiras, Teodoro, de por qué no te regalo mis libros, a pesar de que me los pides tantas veces y con tanto ahínco? La causa tiene su importancia: para que tú no me regales los tuyos.

--------

Los romanos también tenían el equivalente a nuestas "sit-coms" o series de risa. El que quiera comprobarlo no tiene más que leer alguna comedia de Plauto. Y si esto le supone un esfuerzo superior a sus fuerzas, que vea la película "Golfus de Roma": una comedia musical inaugurada en Brodway en 1962 con el título original de "A Funny Thing Happened on the Way to the Forum" (Algo divertido pasó de camino al foro). Aunque parezca increíble, la mayoría del argumento y de los "gags" están extraídos directamente de las comedias de Plauto, de una forma hilarante. Las comedias de Plauto tenían partes que debían ser cantadas, con lo que eran verdaderos musicales. Es posible, por tanto, reírse con el mismo humor, los mismos chistes y -casi- con el mismo formato con los que se reía un romano (para más información, ver este artículo). Gags como el del sudor de yegua, el del filtro amoroso o las aventuras con la esclava reproductora son inolvidables. Y el tema musical principal seguro que les suena:

http://youtu.be/T-hZhr2k2hk

---------

También contamos con un libro de chistes de época romana, del siglo IV-V d.C. Llamado el Philogelos (amante de la risa). Recoge 268 chistes, pero tengo que admitir que en mi opinión tienen poca gracia. Dejo algunos ejemplos para que el lector juzgue por sí mismo:

-Un hombre molesta a su amigo: “me acosté con tu esposa anoche”. Éste le responde: “como su esposo, es mi obligación, pero ¿cuál es tu excusa?”

-Un amigo le dice a un borracho que estaba tan ebrio que no podía ver bien. “Mirá quién está hablando – le balbuceó el borracho- el tipo que tiene dos cabezas”

-Un amigo le dijo a un intelectual: "¡Felicidades! He oído que tu mujer acaba de tener un hijo". El intelectual contestó mosqueado: "Si, gracias a amigos como tú".

-Un hombre fue a ver a un adivino incompetente y le preguntó sobre su familia. El adivino contestó: "todos están bien, sobre todo tu padre". El hombre le dijo que su padre llevaba diez años muerto, y el adivino dijo: "No tienes ni idea de quién es tu verdadero padre..."

-Un misógino fue a la tumba de su mujer y alguien que pasaba le preguntó: "¿Quién descansa aquí?". Respondió el misógino: "Yo, ahora que estoy solo".

-Comprador: "El esclavo que te compré hace poco se ha muerto"
Comerciante: "¡Por los dioses! Pues es la primera vez que lo hace, porque cuando estaba en la tienda nunca hizo tal cosa"


-----------

En definitiva, el humor romano, al igual que el actual sería bueno, malo y regular. Pero para reírme yo me quedo con el de ahora: os dejo con unos pocos ejemplos de buen humor actual relacionado con el Mundo Antiguo. Advierto: alguno de ellos es sólo para iniciados.


Quino
Quino


Comentarios

  1. ¡Qué gran película Golfus de Roma! Tiene también su lugar en la Historia del cine. En ella actuó por última vez en la pantalla el gran Buster Keaton, al lado del genial y malogrado Zero Mostel.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por su comentario. En cuanto sea validado aparecerá en el blog.

Entradas populares de este blog

Pijus Magnificus, Incontinencia Summa y sus equivalentes romanos

Los romanos no eran tontos